(809) 987 6139

PLAZA NACO, SANTO DOMINGO, REP. DOM.

Servicio federal de impuestos de EE. UU. emite primera guía sobre criptomonedas en 5 años

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos ha publicado su primera guía en cinco años para calcular los impuestos adeudados sobre las posesiones de criptomonedas.

Los miembros de la industria han estado esperando ansiosamente la actualización desde mayo de 2019, cuando el comisionado del IRS Charles Rettig dijo que la agencia estaba trabajando para proporcionar una nueva orientación. La guía de la agencia desarrollada en el 2014 dejó muchas preguntas sin respuesta, y el mercado de criptomonedas se ha vuelto más complejo con el transcurrir de los años.

Como se esperaba, el aviso de orientación publicado el miércoles aborda, en primer lugar, las obligaciones fiscales creadas por las bifurcaciones de criptomonedas; en un segundo lugar, los métodos aceptables para valorar las criptomonedas recibida como ingreso; y, por último, cómo calcular las ganancias imponibles al vender criptomonedas.

Drew Hinkes, un abogado de Carlton Fields y asesor general de Athena Blockchain, argumentó que «desde el punto de vista del recaudador de impuestos, esta es la respuesta correcta», aunque el contador público certificado Kirk Phillips dijo que estaba sorprendido de que la guía básicamente solo abordara a las bifurcaciones.

Bifurcaciones

Al resolver una pregunta de larga data, la guía dice que las nuevas criptomonedas creadas a partir de una bifurcación de una cadena de bloques existente deben tratarse como «un ingreso ordinario igual al valor justo de mercado de la nueva criptomoneda cuando se recibe».

En otras palabras, las obligaciones fiscales se aplicarán cuando las nuevas criptomonedas se registren en una cadena de bloques, si un contribuyente realmente tiene control sobre las monedas y puede gastarlas. En este sentido, el documento expresa:

Si su criptomoneda pasó por una bifurcación difícil, pero no recibió ninguna criptomoneda nueva, ya sea a través de un airdrop (una distribución de criptomoneda a las direcciones de contabilidad distribuidas de múltiples contribuyentes) o algún otro tipo de transferencia, no tiene ingresos imponibles.

Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos.

James Mastracchio, socio de Eversheds Sutherland, mencionó que esto se aplica cuando hay una criptomoneda claramente diferente como resultado de la bifurcación dura.

Jerry Brito, director ejecutivo de Coin Center, comentó que el lenguaje del IRS podría crear más confusión «si bien la nueva guía ofrece una claridad muy necesaria sobre ciertas cuestiones relacionadas con el cálculo de las bases, ganancias y pérdidas, parece confuso acerca de la naturaleza de las bifurcaciones duras y los airdrops«, y agregó:

Una consecuencia desafortunada de esta guía es que los terceros ahora pueden crear obligaciones de declaración de impuestos para usted simplemente bifurcando una red cuyas monedas posee, o implicándole un airdrop no deseado.

Jerry Brito, director ejecutivo de Coin Center.

Hinkes dijo que a las personas se les evaluarán los ingresos cuando reciban la criptomoneda: «la recepción se define por ‘dominio y control’… que es la capacidad de transferir, vender, intercambiar o disponer de la criptomoneda de acuerdo con esta guía», y añadió:

El temor es que alguien te agregue a un airdrop de manera maliciosa y te haga responsable. Pero [este] miedo es un poco exagerado, porque solo sería responsable de nuevos ingresos en función del valor justo de mercado del activo cuando se recibe, y la mayoría de las bifurcaciones no comienzan con una valoración alta.

Drew Hinkes, abogado de Carlton Fields y asesor general de Athena Blockchain.

Phillips dijo que era posible que una persona con un monedero de Ethereum, por ejemplo, pudiera recibir una ficha ERC-20 de un airdrop sin darse cuenta. Dependiendo de cómo fluctúa el valor del token, esto puede resultar en que tengan que pagar impuestos sobre la renta de un activo que valía más cuando lo recibieron que cuando lo venden, y agregó que «Esto puede suceder cuando las monedas alcanzan un nivel alto de descubrimiento de precios justo después del evento del airdrop y la gran venta podría hundir el precio a un nivel del que nunca se recupera».

El problema se ha vuelto más destacado en los últimos años, ya que las peleas por cambios en el protocolo causaron divisiones en varias comunidades de criptomonedas, lo que provocó la bifurcación de criptomonedas como ethereum classic y bitcoin cash.

Los titulares del bitcoin y ether originales podrían reclamar automáticamente una cantidad similar de las nuevas monedas, lo que plantea la cuestión de si deberían pagar impuestos sobre la ganancia inesperada o con cuáles condiciones.

Ahora los titulares de criptomonedas y sus contadores tienen una hoja de ruta.

Base de costo

El nuevo documento del IRS también ofrece una aclaración largamente esperada sobre cómo los contribuyentes pueden determinar la base del costo o el valor justo de mercado de las monedas recibidas como ingresos, como la minería o la venta de bienes y servicios.

La base de costos debe calcularse sumando todo el dinero gastado para adquirir la criptomoneda, «incluidas las tarifas, comisiones y otros costos de adquisición en dólares estadounidenses».

Un tercer tema clave abordado por la nueva guía del IRS es cómo determinar la base del costo de cada unidad de criptomoneda que se elimina en una transacción sujeta a impuestos (como una venta).

Este es un problema, porque alguien podría comprar bitcoins en múltiples transacciones durante un período de años; considerando que no está claro qué precio de compra usar para calcular las ganancias imponibles respecto  a las ventas que se realizaron de esas criptomonedas.

El valor de la criptomoneda comprada en un casa de cambio está determinada por la cantidad por la que la casa de cambio lo vendió en dólares estadounidenses. La base de ingresos, en este caso, incluirá comisiones, tarifas y otros costos de la compra.

Si la criptomoneda se compra en una casa de cambio de igual a igual o en una DEX, es posible utilizar un índice de precios de la criptomoneda para determinar el valor justo de mercado. En palabras del IRS, esto puede ser «un explorador de criptomonedas o blockchain que analiza los índices mundiales de una criptomoneda y calcula el valor de la criptomoneda en una fecha y hora exactas».

Al vender criptomonedas, los contribuyentes pueden identificar las monedas que están desechando, «ya sea documentando el identificador digital único de la unidad específica, como una clave privada, clave pública y dirección, o mediante registros que muestran la información de la transacción para todas las unidades» en una sola cuenta o dirección, expuso el IRS.

Esta información, indica el documento, debe mostrar:

(1) la fecha y hora en que se adquirió cada unidad, (2) su base y el valor justo de mercado de cada unidad en el momento en que se adquirió, (3) la fecha y hora en que cada unidad se vendió, si se intercambió o desechó de otra manera y (4) el valor justo de mercado de cada unidad cuando se vende, intercambia o elimina, y la cantidad de dinero o el valor de los bienes recibidos por cada unidad.

Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos.

La nueva guía permite la contabilidad de «la primera entrada y la primera salida» o identificación específica de cuándo se adquirieron las criptomonedas que se venden, dijo Mastracchio. Es por ello que el socio de Eversheds Sutherland plantea lo siguiente: “digamos que compré mi primera unidad a USD 5.000 y mi segunda unidad a USD 2.000 y luego vendí una de mis unidades. Puedo identificar la unidad o puedo usar ‘la primera entrada y la primera salida’”, y añadió:

Desde una perspectiva de planificación fiscal, es posible que desee ser específico acerca de qué unidad vendió o puede usar la primera entrada y la primera salida porque a veces quiere una ganancia de capital y otras puede que quiera una pérdida.

James Mastracchio, socio de Eversheds Sutherland.

Otros asuntos

Los usuarios de criptomonedas que les gusta gastar sus monedas en compras diarias como tazas de café podrían sentirse decepcionados, debido a que el IRS específicamente indica que no crearía una exención para transacciones por debajo de un cierto umbral.

Pagar a alguien por el servicio dará como resultado una ganancia o pérdida de capital, que debe calcularse como «la diferencia entre el valor justo de mercado de los servicios que recibió y su base ajustada en la criptomoneda intercambiada».

Las compras de bienes y servicios se consideraron imponibles cuando el IRS emitió su guía original en 2014, que decía que las criptomonedas debían ser tratadas como propiedad en lugar de moneda a efectos fiscales. Esto desanimó el gasto casual y convirtió la temporada de impuestos en una carga pesada para los usuarios que querían informar diligentemente de sus obligaciones.

Comments are closed.